Sin categoría

Me vuelvo a Blogger.

WordPress queda muy bonita porque hace parecer el blog muy profesional y con cierta “caché”, lo reconozco, además de tener de serie ciertos plugins/gadgets que con blogger me tengo que buscar la vida con códigos que no comprendo, pero sinceramente, en el momento en el que me pierdo en la edición/administración y las skins básicas tienes que pagar por ellas, dejando unas pocas muy poco personalizables gratuitas, y que me ponga limitación de imágenes (porque yo escribo mucho y al final lo llenaría todo) que para ampliarlas necesita pagar cuando en Blogger no me hace falta, pues no me gusta tanto.

Y será que ya estoy acostumbrada a Blogger, pero me parece más accesible e intuitivo. Lo curioso es que siempre he querido hacer un blog más “profesional” (aunque siga siendo “personal” y de opinión) también porque quería escribir sobre los juegos a los que jugaba y “obligarme” a jugarlos (ya que como he dicho, en el pc actual no estoy nada cómoda al jugar y nunca soy asidua a los juegos que toco, más aún si encima me van a trompicones con caídas de fps inestables), pero no me siento nada cómoda con WordPress (echaré de menos eso de autopublicar entradas directamente en Twitter, que no sé como narices se añade eso en Blogger o como añadir menús desplegables en el susodicho).

Quería pasar página pero creo que, como muchas cosas que hago, lo pensé de forma impulsiva, se me terminó la ilusión rápidamente y ya no tengo ganas de seguir con esta página. Encima el nombre ya estaba “cogido”, así que es tontería mantenerlo y no soy capaz de encontrar uno nuevo.

He abierto un blog de forma conjunta con unos amigos que conocí hace poco (y me parecen maravillosos, ¿como no los conocí antes? xD) y prefiero llevar mis entradas  y opiniones allí, mientras compartimos vivencias, experiencias y opiniones distintas de casi todo lo que tenga que ver en la industria de los videojuegos. Puede que en un futuro hasta abramos nuestro propio canal de Youtube o algo así… bueno, eso es soñar demasiado, ¡somos demasiado tímidos al hablar!

De hecho hace mucho tiempo soñaba con hacer una revista online, pero no tengo paciencia ni manejo del photoshop ni nada, pero bueno… la ilusión sigue ahí, supongo. Esto es todo, no sé que haré con lo que ya tengo…

Opinión·Sin categoría

La duración en los videojuegos

¿Cuanto más dure un videojuego, es mejor?

Es una pregunta que seguramente muchos jugadores habrán oído alguna vez o se la habrán planteado (o en todo caso leído). La cuestión es… ¿hasta qué punto? Porque está claro que la duración en los videojuegos suele ser un factor importante en estos mismos, al igual que todo el conjunto restante: la rejugabilidad también es muy importante.

Creo que nos gusta que nuestro juego sea rejugable: esto es que podemos volver a pasarnos el juego, casi como si fuese distinto cada vez, con otras opciones, u otras estrategias. Podemos empezar en cualquiera de los Dark Souls con un piromántico de base, o a mitad de partida modificarlo para que sea un atacante a magia oscura o a base de mandobles e iniciar miles de nuevas partidas no solo en la jugabilidad de nuestro personaje, incluso modificando a nuestro personaje en estética y enfoque, o, en el caso del primero, yendo en un orden distinto al que solemos hacer (ya que la primera entrega de la saga Souls era un Metroidvania en toda regla). La rejugabilidad también nos ayuda a amortizar aún más lo que hemos pagado por nuestros juegos (no sienta muy bien gastarte cincuenta euritos por un juego que solo te durará una hora, por muy bonito a la vista que sea, peor aún si no es rejugable...), es decir, su precio también lo compensa (entre muchas más opciones, como la jugabilidad y diversión en si misma, etc).

Sigue leyendo “La duración en los videojuegos”

Sin categoría

Presentación de Torpe Gamer

¡Tengo el honor de presentar, “Torpe Gamer“! 😛

Soy una de las principales aludidas al título… Ups.

Aquí comienza todo, todas mis andaduras en una nueva etapa. Antes de seguir lamentándome por cosas que no deberían afectarme tanto, he decidido pasar página y hacer algo diferente a lo que nunca había hecho.

¿Qué es lo que ocurre exactamente aquí?
La historia es un poco complicada. Yo he jugado a videojuegos prácticamente toda mi vida, han significado muchísimo para mi a largo de toda la misma y siempre veía una pequeña esperanza en el horizonte (sufrí bastante en mi infancia y no tan mi infancia). Llevo desencantada con la industria de los videojuegos en general desde hace unos cuantos años, y la compañía que más se acercaba a mis ilusiones, era Nintendo. Sin embargo, desilusiones y decepciones unas tras otras se han ido sucediendo, y no le han hecho mucho bien a mi corazoncito.

Una de mis peores pesadillas se han hecho realidad hace poco, pero, ¿sirve de algo lamentarme tanto? Lo hecho, hecho está. Creo que va siendo hora de pasar página, iniciar un capítulo nuevo, y empezar algo ligeramente diferente, que puede salir bueno o no.

Nunca he sido una jugadora muy hábil, hasta me atrevo a decir que a veces me “empano” demasiado. Soy más de jugar en consolas portátiles, ya que la comodidad que estas me brindan no me lo puede dar ninguna otra. Sin embargo, siento que me estoy perdiendo demasiadas joyas en PC, y que, aunque la comodidad de las portátiles siempre serán predilectas para mi, creo que es el momento para esforzarme en jugar en serio juegos de PC: análisis, opiniones, descubrimientos… ¡hay tanto por ver! Aunque no tengo todos los medios del mundo, quiero saber a dónde me conducirá todo este proyecto.

La curiosidad también es una gran virtud, ¿o no?
Efectivamente, este blog tratará de pequeñas vivencias, descubrimientos, análisis y opiniones respecto al mundo de los videojuegos, acompañadas de reflexiones que, pueden estar equivocadas o erróneas, pero el objetivo es aprender en este mundillo que tanto adoro… y adoramos.

Los videojuegos pueden significar mucho para nosotros. Y lo seguirán haciendo.