Opinión·Sin categoría

La duración en los videojuegos

¿Cuanto más dure un videojuego, es mejor?

Es una pregunta que seguramente muchos jugadores habrán oído alguna vez o se la habrán planteado (o en todo caso leído). La cuestión es… ¿hasta qué punto? Porque está claro que la duración en los videojuegos suele ser un factor importante en estos mismos, al igual que todo el conjunto restante: la rejugabilidad también es muy importante.

Creo que nos gusta que nuestro juego sea rejugable: esto es que podemos volver a pasarnos el juego, casi como si fuese distinto cada vez, con otras opciones, u otras estrategias. Podemos empezar en cualquiera de los Dark Souls con un piromántico de base, o a mitad de partida modificarlo para que sea un atacante a magia oscura o a base de mandobles e iniciar miles de nuevas partidas no solo en la jugabilidad de nuestro personaje, incluso modificando a nuestro personaje en estética y enfoque, o, en el caso del primero, yendo en un orden distinto al que solemos hacer (ya que la primera entrega de la saga Souls era un Metroidvania en toda regla). La rejugabilidad también nos ayuda a amortizar aún más lo que hemos pagado por nuestros juegos (no sienta muy bien gastarte cincuenta euritos por un juego que solo te durará una hora, por muy bonito a la vista que sea, peor aún si no es rejugable...), es decir, su precio también lo compensa (entre muchas más opciones, como la jugabilidad y diversión en si misma, etc).

Sigue leyendo “La duración en los videojuegos”